91 656 99 87

Las nuevas medidas que debes de conocer para la contratación de empleados del hogar

Como consecuencia de la aprobación del Real Decreto-ley 29/2012, de 28 de diciembre, de mejora de gestión y protección social en el Sistema Especial para Empleados del Hogar y otras medidas de carácter económico y social se introdujeron una serie de modificaciones que desarrollaremos a continuación:

Para comenzar definiremos ¿qué se entiende como empleados del hogar?:

 Se considera relación laboral especial del servicio del hogar familiar la que conciertan el titular del mismo, como empleador, y el empleado que, dependientemente y por cuenta de aquel, presta servicios retribuidos en el ámbito del hogar familiar.

Debemos  distinguir  que  actividades  engloba y cuales no:

Actividades incluídas:

  • Tareas domésticas.
  • Cuidado, atención de los miembros de la familia.
  • Otros trabajos tales como guardería, jardinería, conducción de  vehículos, cuando formen parte del conjunto de tareas domésticas.

Actividades excluídas:

  • Relaciones concertadas por personas jurídicas, de carácter civil o
  • Relaciones concertadas a través de empresas de trabajo
  • Relaciones de cuidadores profesionales contratados por instituciones públicas o por entidades
  • Relaciones de cuidadores no profesionales en atención a personas en situación de dependencia en su domicilio
  • Relaciones  concertadas   entre   familiares, a título de amistad, benevolencia o buena vecindad.

I.- ¿Cómo proceder a su alta y contratación?

El alta en la Seguridad Social corresponde siempre al empleador, salvo en el caso de que el trabajador preste servicio en varios hogares, que corresponde a cada uno de los distintos empleadores.

No obstante, desde el 1 de abril de 2013, los trabajadores que presten sus servicios durante menos de 60 horas mensuales por empleador, deberán formular directamente su afiliación, altas, bajas y variaciones de datos cuando así lo acuerden con tales empleadores.

La contratación se puede realizar directamente, a través de los servicios públicos de empleo o   de las agencias de colocación debidamente autorizadas, con garantía plena del principio de igualdad y no discriminación.

II.- Duración del contrato

El contrato podrá celebrarse por tiempo indefinido o por una  duración  determinada, en los términos previstos en el Estatuto de los Trabajadores.

Podrá concertarse por escrito un periodo de prueba que no podrá exceder de dos meses y durante el mismo, ambas partes estarán obligados a cumplir con sus respectivas prestaciones, con posibilidad de resolución de la relación laboral por cualquiera de los mismos con un periodo máximo de preaviso de siete días.

 III.- ¿Qué salario debe de pagarse?

Se garantiza, como mínimo, el pago en metálico del Salario Mínimo Interprofesional más dos pagas extraordinarias en cómputo anual, esto es a jornada completa, percibiéndose a prorrata en jornadas inferiores.

Cuando exista salario en especie éste no podrá superar el 30 por ciento de las percepciones salariales.

La documentación del salario se realizará mediante la entrega al trabajador de un  recibo  de salarios en los términos acordados por las partes.

IV.- Jornada de trabajo

La jornada máxima semanal será de cuarenta horas  de  trabajo  efectivo,  sin   perjuicio   de los tiempos de presencia, a disposición del empleador, que pudieran acordarse entre las partes.

Entre el final de una jornada y el inicio de la siguiente deberá mediar un descanso mínimo de  doce  horas,  pudiendo  reducirse  a  diez, en el caso del empleado de hogar interno, compensándose el resto hasta doce horas en períodos de hasta cuatro semanas.

Los empleados del hogar internos dispondrán al menos de dos horas diarias para las comidas principales. Este tiempo no computa como tiempo de trabajo, sino de descanso.

El descanso semanal será de treinta y seis horas consecutivas que comprenderán, como regla general, la tarde del sábado o la mañana del lunes y el domingo completo.

El período de vacaciones anuales será de treinta días naturales que podrán fraccionarse en dos o más periodos, si bien al menos uno de ellos será como mínimo de quince días consecutivos. En defecto de pacto, quince días podrán fijarse por el empleador, de acuerdo con las necesidades familiares y el resto se elegirá libremente por el empleado. Estas fechas deberán ser conocidas con dos meses de antelación al inicio de su disfrute.

Durante las vacaciones, el empleado de hogar no estará obligado a residir en el domicilio familiar o en lugar a donde se desplace la familia o alguno de sus miembros.

V.- Extinción del contrato

Podrá extinguirse en base a las mismas causas que cualquier relación laboral ordinaria, tipificadas en el Estatuto de los Trabajadores, destacando:

  • Despido disciplinario, se realiza mediante notificación escrita, por las causas previstas en el Estatuto de los Trabajadores. Si se declarase improcedente, la indemnización, será equivalente al salario correspondiente a veinte días naturales por año de servicio, con el límite de doce mensualidades.
  • Desistimiento del empleador, que deberá ser comunicado por escrito al empleado de hogar. Si la prestación de servicio hubiera sido superior a un año el empleador deberá conceder un plazo de preaviso de veinte días, siendo en los demás casos de siete días. Deberá poner a disposición del trabajador una indemnización, en cuantía equivalente a doce días naturales por año de servicio, con el límite de seis mensualidades. El empleador podrá sustituir el preaviso por una indemnización equivalente a los salarios de dicho período.

VI.- ¿ Qué acción protectora tiene los empleados del hogar?

Tienen derecho a las prestaciones de la Seguridad Social en los términos y condiciones establecidos en el Régimen General de la Seguridad Social, con las siguientes peculiaridades; entre otras:

El  subsidio  por  incapacidad  temporal  en  caso de enfermedad común o accidente no laboral se abonará a partir del noveno día de la baja, estando a cargo del empleador el abono de la prestación desde el día cuarto al octavo, ambos inclusive.

En caso de accidente de trabajo o enfermedad profesional, el subsidio será el 75% de la base reguladora y se cobrará desde el día siguiente al de la baja.

No se tiene derecho a la prestación por desempleo.

El  pago  del  subsidio  por  incapacidad  temporal  se efectuará directamente por la Entidad a la que corresponda su gestión, no procediendo el pago delegado del mismo.

Y recuerda que:

Cualquiera que sea el número de horas que un trabajador realice para cada empleador, la inclusión en el sistema especial es  obligatorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones

Desde sus comienzos C.E. Consulting Empresarial ha editado publicaciones propias con la idea de mantener siempre informado al cliente sobre temas de interés en el ámbito legal y económico.

La información suministrada con estos medios tiene como objetivo fundamental dar a conocer al cliente los cambios normativos y legislativos que constantemente se producen y que le puedan permitir tomar decisiones en la gerencia de su negocio. Información útil y práctica, ágil en su lectura y de interés para el empresario y equipo directivo en aspectos de gerencia: asesoría fiscal, asesoría contable, asesoría jurídica, asesoría laboral y pautas de dirección empresarial en general. Con nuestras publicaciones le mantenemos al día y le ayudamos en su labor de gerencia y dirección.

Archivos