91 656 99 87

Desde el 1 de enero de 2013 es aplicable un nuevo Reglamento de facturación aprobado por el Real Decreto 1619/2012, de 30 de noviembre, por el que se regulan las obligaciones de facturación, derogando a partir de la mencionada fecha el anterior Reglamento contenido en el Real Decreto 1496/2003, de 28 de noviembre.

Las novedades más significativas que se introducen en el nuevo Reglamento de facturación son las siguientes:

1ª. Se establece que no se exigirá la obligación de emitir facturas en determinadas prestaciones de servicios financieros y de seguros, salvo cuando dichas operaciones se entiendan realizadas en el territorio de aplicación del Impuesto, o en otro Estado miembro de la Unión Europea, y estén sujetas y no exentas.

2ª. En cuanto a las clases de facturas, se establece un sistema de facturación basado en dos tipos de facturas:

  • Factura completa u ordinaria, y
  • Factura simplificada (sustituye a los tiques).

3ª. Por lo que se refiere al plazo para la expedición de facturas, se establece un plazo armonizado para la expedición de las facturas.

4ª. Se establece una nueva definición de factura electrónica.

I. Supuestos de emisión de factura simplificada:

1. Pueden expedirse cuando su importe no exceda de 400 € (IVA incluido).

2. Cuando se trate de facturas rectificativas.

3. También se permite su emisión cuando su importe no supere 3.000 € (IVA incluido) en el caso de darse alguna de las operaciones siguientes (son los supuestos en los que anteriormente podía expedirse tiques):

  • Ventas al por menor: ventas destinadas al consumidor final o a un empresario o profesional que actúe como tal.
  • Ventas o servicios a domicilio.
  • Servicios de ambulancia.
  • Transportes de personas y sus equipajes.
  • Servicios de hostelería y restauración.
  • Servicios prestados por salas de baile y discotecas.
  • Servicios telefónicos prestados mediante la utilización de cabinas telefónicas de uso público, así como mediante tarjetas que no permitan la identificación del portador.
  • Servicios de peluquería y los prestados por institutos de belleza.
  • Utilización de instalaciones deportivas.
  • Revelado de fotografías y servicios prestados por estudios fotográficos.
  • Aparcamiento y estacionamiento de vehículos.
  • Alquiler de películas.
  • Servicios de tintorería y lavandería.
  • Utilización de autopistas de peaje.

El Departamento de Gestión Tributaria de la AEAT podrá autorizar su expedición en supuestos distintos: cuando las prácticas comerciales o administrativas del sector, o bien las condiciones técnicas de la expedición, dificulten particularmente la inclusión en ella de la totalidad de los datos o requisitos.

II.Contenido de la factura simplificada:

Las facturas simplificadas contendrán los datos siguientes:

  • Número y serie correlativos. Al igual que en la factura ordinaria, podrán expedirse series distintas si existe una causa justificada,
    como ocurre cuando se cuenta con distintos establecimientos de negocio o cuando se realizan operaciones de distinta naturaleza. También se emitirá otra serie para las facturas simplificadas rectificativas o para las expedidas por el destinatario de la operación o un tercero.
  • La fecha de expedición.
  • La fecha en que se han realizado las operaciones o en que se haya recibido el pago anticipado, siempre que se trate de una fecha distinta a la de expedición de la factura.
  • Nombre o razón social y Número de Identificación Fiscal del expedidor.
  • Descripción del servicio prestado o de los bienes entregados.
  • Tipo impositivo aplicado, incluyendo de manera opcional la expresión “IVA incluido”. Si se hubieran aplicado distintos tipos de IVA, se indicarán las bases imponibles de forma separada.
  • Contraprestación total.
  • En los impuestos que procedan debe constar la mención: “normativa comunitaria exención”, “facturación por destinatario”;” inversión del sujeto pasivo”; “régimen especial de agencias de viajes”; “régimen especial de bienes usados objeto de arte”.

En caso de facturas rectificativas, la referencia expresa de la factura rectificada y de las especificaciones que se modifican.

La factura simplificada deberá contener una serie de datos adicionales cuando el destinatario de la operación sea un empresario o profesional y así lo exija, o cuando sea un particular y lo exija igualmente para el ejercicio de cualquier derecho de naturaleza tributaria. En estos casos se incluirá el Número de Identificación Fiscal y el domicilio del destinatario, así como la cuota tributaria consignada por separado.

A efectos prácticos, cabe recordar que los tiques a los que sustituyen las facturas simplificadas no cumplían los requisitos formales previstos en el artículo 97 de la Ley del IVA a los efectos de ejercer el derecho a la deducción. Las facturas simplificadas que no consignen los datos adicionales señalados en el párrafo anterior mantendrán el mismo tratamiento fiscal que los tiques a los efectos de la deducibilidad del IVA.

III. Supuestos en los que no se puede emitir una factura simplificada:

No puede expedirse por las siguientes operaciones:

  • Entregas intracomunitarias de bienes exentas (art. 25 de la Ley del IVA).
  • Entregas de bienes del art. 68. tres y cinco de la Ley del IVA, relativa a ventas a distancia y entregas de bienes objeto de impuestos especiales, que se entiendan realizadas en el territorio de aplicación del impuesto.
  • Las entregas de bienes o prestaciones de servicios realizadas en el territorio de aplicación del impuesto, cuando el proveedor del bien o el prestador del servicio no esté establecido, el sujeto pasivo sea el destinatario y la factura sea expedida por éste al estar autorizado por el proveedor o el prestador (caso muy concreto de expedición de facturas por el destinatario o un tercero en servicios financieros).
  • Proveedor o prestador esté establecido en el territorio de aplicación del impuesto o tenga en el mismo un establecimiento permanente o, en su defecto, el lugar de su domicilio o residencia habitual, a partir del cual se efectúa la operación, conforme a las reglas de localización se sitúe fuera del territorio de aplicación del impuesto, en los siguientes supuestos:
  1. Operación sujeta en otro Estado miembro (UE), el sujeto pasivo sea el destinatario, y éste no expida la factura por no estar autorizado por el sujeto pasivo.
  2. Operación se entienda realizada fuera de la UE.

IV. Plazo de expedición de las facturas:

Por lo que se refiere al plazo para la expedición de facturas, se establece un plazo armonizado para la expedición de las facturas correspondientes a determinadas entregas de bienes y prestaciones de servicios intracomunitarias, y se extiende este mismo plazo a todo tipo de operaciones efectuadas para otros empresarios o profesionales (interiores o transfronterizas) y a las facturas recapitulativas. Así, como regla general, si el destinatario no es empresario o profesional: deben expedirse en el momento de realizarse la operación que documenta y si el destinatario es empresario o profesional que actúa como tal: deben expedirse antes del día 16 del mes siguiente a aquél en que se haya producido el devengo del IVA correspondiente a la operación que documenta.

En el caso de facturas recapitulativas, como regla general, si el destinatario no es empresario o profesional: deben expedirse como máximo el último día del mes natural en el que se hayan efectuado las operaciones que documentan y si el destinatario es empresario o profesional que actúa como tal: deben expedirse antes del día 16 del mes siguiente a aquél en el curso del cual se hayanrealizado las operaciones que documentan.

En el caso de entregas de bienes del artículo 75. Uno. 8º de la Ley del IVA (entregas intracomunitarias exentas): deben expedirse antes del día 16 del mes siguiente a aquel en que se inicie la expedición o el transporte de los bienes con destino al adquirente.

V. Factura electrónica:

Por último cabe mencionar la nueva regulación en materia de facturación electrónica, flexibilizando los requisitos exigidos para la misma, bajo la premisa de un mismo trato a la factura en papel y la factura electrónica, con la finalidad de reducir costes y hacer más competitivas a las empresas.

Se establece así, una nueva definición de factura electrónica, la cual que será aquella factura que, cumpliendo los requisitos establecidos en el propio Reglamento, haya sido expedida y recibida en formato electrónico, estando condicionada a que su destinatario haya dado su consentimiento. De esta forma, el contribuyente podrá expedir facturas por vía electrónica sin necesidad de que las mismas estén sujetas al empleo de una tecnología determinada.

Para garantizar la seguridad jurídica de la factura electrónica, se reconocen el intercambio electrónico de datos (EDI) y la firma electrónica avanzada como tecnologías que garantizan la autenticidad del origen y la integridad del contenido de la factura electrónica, si bien, dejan de ser tecnologías obligatorias como lo eran hasta ahora. Así mismo, se podrá seguir comunicando a Hacienda con carácter previo a su utilización, los medios que se consideren que garantizan las condiciones exigibles en la factura electrónica (autenticidad del origen e integridad del contenido).

También se regula que las facturas en papel o electrónicas deben reflejar la realidad de las operaciones que documentan y corresponderá a los sujetos pasivos garantizar esta certidumbre durante toda su vigencia, sin que esta exigencia pueda suponer la imposición de nuevas cargas administrativas a los empresarios o profesionales.

 

Fuente: CE Informativo nº 75

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones

Desde sus comienzos C.E. Consulting Empresarial ha editado publicaciones propias con la idea de mantener siempre informado al cliente sobre temas de interés en el ámbito legal y económico.

La información suministrada con estos medios tiene como objetivo fundamental dar a conocer al cliente los cambios normativos y legislativos que constantemente se producen y que le puedan permitir tomar decisiones en la gerencia de su negocio. Información útil y práctica, ágil en su lectura y de interés para el empresario y equipo directivo en aspectos de gerencia: asesoría fiscal, asesoría contable, asesoría jurídica, asesoría laboral y pautas de dirección empresarial en general. Con nuestras publicaciones le mantenemos al día y le ayudamos en su labor de gerencia y dirección.

Archivos